miércoles, 11 de enero de 2012

Los suicidios a lo bonzo aumentan en Túnez

Una ola de inmolaciones recorre el país africano como método de protesta por la situación económica que aqueja al país

El último tunecino que ha hecho uso del suicidio bonzo como forma de protesta ha sido un hombre de 43 años que perdió la vida en Gafsa, ante la sede del gobernador regional. Otros cinco casos han recorrido el país en los últimos días para reivindicar una mejora de la situación laboral. 
El uso de esta técnica de suicidio tan llamativa mediáticamente fue precisamente el desencadentante de la revuelta tunecina que concluyó con el derrocamiento del dictador Zine el Abidine Ben Ali hace casi un año. Entonces, el suicida fue un joven de Sidi Bouzid. 
A unos días del aniversario de la caída del dictador, Túnez pasa por un mal momento económico consecuencia del retroceso turístico tras las revueltas, lo que está suponiendo una difícil situación laboral y una importante tensión laboral. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario