miércoles, 11 de enero de 2012

El pueblo mapuche se siente perseguido

La situación entre Chile y su principal población indígena se tensa tras los incendios forestales que costaron la vida a siete brigadistas
El Gobierno de Sebastián Piñera mantiene el pulso a la población indígena mayoritaria en Chile: los mapuches. Piñera llevó adelante una reforma de la ley antiterrorista que criminalizaba el movimiento mapuche autónomo, en particular a la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), lo que elevo las críticas en las comunidades mapuches. 
Recientemente, dos incendios forestales en Bío-Bío y la Araucania se cobraron la vida de siete brigadistas. El Ministerio de Interior acusó inmediatamente al movimiento mapuche contra el que ha impuesto una querella por terrorismo. 
El consejero de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena, José Santos Millao, ha acusado a Rodrigo Hinzpeter, ministro de Interior, y al presidente Piñera de racistas al ni siquiera llevar a cabo una investigación profunda de lo ocurrido en ambas regiones chilenas. Guido Girardi, presidente del Senado, considera que el Gobierno pretende criminalizar a los pueblos indígenas del país. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Christian Palma (Página/12)

No hay comentarios:

Publicar un comentario