viernes, 13 de enero de 2012

El presidente de Pakistán vuelve a Islamabad

Tras su salida del país y la especulación de un posible enfrentamiento entre Gobierno y el Ejército, Asif Ali Zardari vuelve a Pakistán y asegura no temer por su futuro

La divulgación de una nota enviada desde Islamabad a Estados Unidos pidiendo su ayuda para frenar un posible levantamiento militar y la destitución del secretario de Defensa hicieron saltar las alarmas sobre un posible alzamiento del Ejército contra Asif Ali Zardari, presidente de Pakistán. 
La salida no programada de Zardari del país, rumbo a Dubai para tratarse una enfermedad, hicieron creer que, en efecto, el presidente pakistaní había sido expulsado del país por el Ejército o había abandonado Pakistán huyendo de un posible golpe de Estado. 
Con la vuelta de Zardari a Islamabad, capital pakistaní, se entierra, en parte, el miedo a un eminente golpe de Estado. Mientras tanto, el Partido Popular de Pakistán, partido que dirige Zardari está presionando a sus socios de la coalición para hacer frente a un Ejército que tiene el control del país desde su independencia y que ya ha hecho caer varios gobiernos civiles. 
Pese a que un portavoz de Presidencia ha asegurado que no se teme por un posible levantamiento popular, la región se muestra temerosa por la inestabilidad en un país que cuenta con armas nucleares. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Al Jazeera

No hay comentarios:

Publicar un comentario