viernes, 16 de diciembre de 2011

Un pueblo del sur de China se enfrenta al gobierno comunista


La muerte de uno de los líderes de la provincia de Wukan lleva a la población a las calles, enfrentándose contra las autoridades locales


Las autoridades de Wukan, un pueblo de Shanwei al sur de China, tienen que lidiar contra una población que se lanza a la calle sin miedo a las represalias. El motivo, unas supuestas expropiaciones ilegales por parte de miembros del Partido Comunista y la muerte de Xue Jinbo, unos de los líderes locales, torturado según los habitantes manifestados. 
El gobierno local asegura que tomarán medidas contra los miembros del partido y los funcionarios que pudieran estar detrás de las expropiaciones, si bien avisan que tendrán mano dura contra aquellas personas que instiguen las revueltas. La población civil no parece estar segura de las buenas intenciones de la Administración de Shanwei, y mantiene el pulso. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de José Reinoso (El País)

No hay comentarios:

Publicar un comentario