jueves, 8 de diciembre de 2011

La falta de productividad checa reduce sus emisiones de CO2

La República Checa ha reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero un 30% desde 1990, aunque su intensidad de emisión es uno de los más altos

Frente a la reducción del 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero que se firmó para el protocolo de Kioto, la República Checa ha limitado sus emisiones en un 30%, casi un 300% más de lo que se acordó en el congreso medioambiental más importante hasta la fecha. 
Sin embargo, lejos de proponerse a la República Checa como un ejemplo de superación y concienciación, lo cierto es que esta reducción de emisiones es consecuencia de la falta de productividad de su industria. La intensidad de emisión checa, esto es, el nivel de emisión por unidad de producción económica, es uno de los más altos de los países ricos que componen la OCDE
Otro de los motivos que justifican este bajo índice en comparación con otros países del entorno, es que es una de las pocas economías que utilizan conjuntamente el carbón y la energia nuclear como fuentes energéticas más importantes, compensando la suciedad de la primera, con la limpieza para la atmósfera de la segunda. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de The Economist

No hay comentarios:

Publicar un comentario