viernes, 2 de diciembre de 2011

Continúa la sangría en Yemen

12 personas mueren en el último enfrentamiento entre las fuerzas afines a Ali Abdullah Saleh y las tribus disidentes. Yemen acusa a los manifestantes de pertenecer a una milicia de Al-Islah, principal partido de la oposición en el Parlamento


El gobierno yemení sigue reprimiendo las manifestaciones contra el Gobierno de Ali Abdullah Saleh, presidente de Yemen. A menos 12 personas, de las cuales cinco serían civiles, han muerto en los últimos enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y las tribus disidentes, en contra un Gobierno que dura ya 33 años y atrincheradas en el centro de la ciudad de Ta'izz, la segunda más importante del país. (véase "La represión yemení no ha terminado") 
El Gobierno de Saleh acusa a Al-Islah, principal partido de la oposición en el Parlamento, de corte religioso, de estar detrás de las manifestaciones alimentando la creación de milicias armadas. La violencia en Yemen ha dejado ya cientos de muertos, pese a un acuerdo al que llegó hace un mes Saleh con la ONU para transferir el poder al pueblo. 


Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Al Jazeera

No hay comentarios:

Publicar un comentario