viernes, 2 de diciembre de 2011

Amnistía Internacional acusa a Arabia Saudí de represión


La organización pro derechos humanos acusa al gigante árabe de detenciones ilegales, tortura y malos tratos. Arabia Saudí niega las acusaciones


Pasan los meses y siguen coleando las consecuencias de las manifestaciones de la conocida como Primavera Árabe. En este caso, ha sido Amnistía Internacional (AI) quien mira hacia Arabia Saudí para acusarla de represión a los manifestantes. Según AI, cientos de personas fueron detenidas sin cargos ni juicios, sometiéndoles en algunos casos a torturas y malos tratos. 
La embajada saudí en Londres se ha defendido. El embajador, el príncipe Mohammed bin Nawaf Al-Saud, asegura que sólo se detuvo a quienes ponían en peligro la seguridad de otras personas y, en su mayoría, fueron puestos en libertad sin cargos. 
A la crítica del proyecto de ley en el que el Gobierno saudí pretendía criminalizar la disidencia como crimen terrorista, permitiendo largos periodos de detención, el embajador ha explicado que Arabia Saudí es un objetivo de primera mano para Al Qaeda en la búsqueda de reclutas y financiación, y que es el deber del Gobierno defenderse de esa amenaza. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de BBC

No hay comentarios:

Publicar un comentario