miércoles, 23 de noviembre de 2011

La despenalización del consumo de drogas en Portugal no disparó su consumo


Hace más de diez años, el gobierno luso despenalizó, que no legalizó, el consumo de estupefacientes. Si bien el consumo de marihuana se ha incrementado, el consumo entre adolescentes y el de drogas duras ha caído


La Ley 30/2000 aprobada en Lisboa estableció el cosumo y tráfico de drogas como una infracción administrativa y no como un delito. Esta medida se enfrenta a las medidas adoptadas por los países que luchan más beligerantemente contra la circulación de drogas en su territorio. La medida no se aprobó sin controversia y hubo voces que avisaron que conllevaría un importante crecimiento de su consumo, así como atraería el turismo para su cosumo. La medida fue adoptada paralelamente a un plan de ayuda a drogodependientes y de educación social. Una de las innovaciones de la medida es que su control pasaba a ser responsabilidad del ministerio de Salud y no del de Jusiticia. Han pasado once años y hay margen para el análisis de las consecuencias de la ley. 
En cuanto al crecimiento del consumo, se ha detectado un incremento del consumo de marihuana en adultos, droga que se ha demostrado científicamente que es una de las menos perjudiciales para la salud, por debajo de drogas legales como el tabaco o el alcohol. Se ha reducido el consumo en adolescentes, la edad a la que se empiezan a consumir ha aumentado, ha caído el uso de drogas duras como la cocaína o la heroína y no se ha producido la llegada masiva de jóvenes en busca de psicotrópicos. Las cárceles ya no están saturadas por consumidores y vendedores, con el consiguiente ahorro para el Estado. La percepción de la sociedad sobre los que consumen ya no es tan negativa, y la asimilación del Para Comissao A Dissuasao Da Toxicodependencia (Comisión para la Disuación de la Toxicodependencia) por el Ministerio de Salud ha llevado a entender los problemas relacionados con las drogas como una cuestión de salud y no penal, facilitando el acceso de los consumidores a los planes de desintoxicación. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Helen Redmond (Al Jazeera)

No hay comentarios:

Publicar un comentario