martes, 22 de noviembre de 2011

La crisis no detiene el aumento de las emisiones de gases invernadero

El dióxido de carbono supone el 80% de los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera. El 2010 se sitúo en un índice historico de emisión de dichos gases

Entre 1990 y 2010 se ha incrementado en un 29% la fuerza de irradiación (efecto del calentamiento atmosférico en el clima), siendo en el 2010 cuando se ha alcanzado el mayor índice de emisión. Además, el pasado año también aumentó el ritmo de tales emisiones pese a los acuerdos de reducción de emisiones y a la caída del consumo en Occidente. 
La Organización Meteorológica Mundial (OMM) destaca en su Boletín sobre Gases de Efecto Invernadero el incremento de las concentraciones de óxido nítrico (N20). Michel Jarraud, secretario general de la OMM, ha avisado de la urgencia de reducir estos índices, advirtiendo que, aún en el caso de conseguirlo, la atmósfera seguirá dañada durante varias décadas. Este ascenso de la concentración de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera ha crecido en 2010 más que ningún otro año. Jarraud recuerda que antes de la revolución industrial, los datos que se tienen desde hace 10.000 años demustran que la concentración de CO2 en la atmósfera era constante, lo que demostraría que es la actividad productiva del homrbe la causante de su aumento hasta llegar a constituir el 80% de los gases de efecto invernadero
De igual modo, el metano, segundo gas causante de la fuerza de irradiación con una incidencia del 18%, ha aumentado su concentración en un 158% respecto a los nieveles anteriores a la revolución industrial. 

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de La Información

No hay comentarios:

Publicar un comentario