martes, 15 de noviembre de 2011

El KGB bieloruso sospechoso de reclutar espías a la fuerza


Tres disidentes del servicio de inteligencia bielorruso, aún conocido como KGB, han dado una rueda de prensa para explicar cómo le reclutaron contra sus voluntades bajo amenazas y coacción



Siarhiej Pauliukiewich, uno de los disidentes, ha explicado que su detención se produjo hace unos meses en una calle de Minsk, capital del Estado ex soviético, donde le agredieron y amenazaron. Uladzimir Kumets y Cherniawski Maksim, los otros dos protagonistas de la rueda de prensa contaron que le amenazaron con condenarles a cárcel por delitos que no habían cometido. 
El objetivo era vigilar a la oposición de Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, en Polonia y Lituania. Uno de los reclutados debía introducir un spyware en el ordenador de Viachaslau Dzianau, líder del movimiento desde las redes sociales que surgieron en primavera contra el presidente bieloruso. Pauliukiewich, Kamets y Maksim aseguraron que dejaron a un lado la moral por miedo a que les mataran, pero que sus intenciones eran las de escapar en cuanto pudieran.

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de The Economist

No hay comentarios:

Publicar un comentario