miércoles, 9 de noviembre de 2011

Australia cobrará 17,3 euros por tonelada de CO2 emitida



La nueva norma fiscal fue aprobada en un paquete de 18 medidas que la primera ministra laborista Julia Gillard consiguió sacar adelante pese a lo ajustado de las votaciones en el Senado. Las compañías de los sectores eléctricos, mineros y energéticos se encuentran entre las principales contaminadoras

El gigante de Oceanía ha aprobado una ley por la cual, el gobierno de Camberra fiscalizará las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera. Con 36 votos a favor frente a los 32 votos en contra, el Senado terminó dando el visto bueno a este polémico impuesto propuesto por el Gobierno de Julia Gillard, primera ministra laborista de Australia. El impuesto gravará 23 dólares australianos (17, 3 euros) por cada tonelada de CO2 emitida a la atmósfera.
El impuesto aumentará gradualmente desde el 1 de julio de 2012 hasta el 2015, año en que se aplicará un sistema de comercio de emisiones similar al que ya se aplica en la Unión Europea, basado en el precio de mercado establecido a nivel internacional. El impuesto australiano pasa así a ser el más caro del mundo, superando al europeo (9,5 euros/tonelada). Australia espera así reducir 160 millones de toneladas de dióxido de carbono emitidas al año en 2020.

Si le interesa el tema, le recomendamos el artículo de Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario